Vivir adentro

En 2008, como parte de la 11a Bienal de arquitectura de Venecia (Out There: Architecture Beyond Building), México presentó el documental “Vivir adentro” para someter a discusión el estado de la vivienda social en México.

La bienal

Vivir adentro

Arquitectos como Carlos Gonzalez Lobo o Felix Sánchez ponen de manifiesto que el resolver el problema de la vivienda no se limita a lo arquitectónico.

¿Cuáles son la herramientas para diseñar la vivienda del siglo XXI?

By | 2017-02-15T10:02:59+00:00 mayo 20th, 2015|Nodo|23 Comments

About the Author:

Arquitecto | Urbanista | Profesor | Co-fundador de AMORFO Arquitectos, una práctica que se ha convertido en una postura.

Desde 2009 combino mi práctica profesional con mi labor de profesor universitario.

Mis intereses se encuentran en el espacio público.

23 Comments

  1. Saory Monserrat Vega Lobera mayo 23, 2015 at 8:08 pm - Reply

    Estoy totalmente de acuerdo con los arquitectos en que las medidas de casas de interés social son totalmente horribles ya que son un insulto a la calidad de vida, pues se genera un estrés al tener que vivir bajo estas condiciones, además de que si necesitamos mas educación para no modificar de mala manera el diseño ya establecido en los condominios así como el ejemplo de las jaulas para carros.

  2. Ruth Ariany López Escamilla mayo 23, 2015 at 10:09 pm - Reply

    Para mi es impresionante ver como se analizan las dos partes de la arquitectura de interés social en México. Me doy cuenta de que un Arquitecto no solo dibuja o diseña, sino tambien debe hacer conciencia en la necesidad que tiene el ser humano de la comodidad, que no todos los usuarios son iguales, nadie tiene las mismas necesidades, por lo tanto no se pueden hacer viviendas en serie. También los Arquitectos pueden asesorar a las personas que independientemente decidieron construir sus hogares y necesitan corregir y ampliar. Debería cambiar la manera de ver las casas de interés social en México.

  3. Jesica Mendoza Rivera mayo 25, 2015 at 3:05 pm - Reply

    Cuando se piensa a la arquitectura como una noción abstracta, más allá de los límites de la construcción y el área física, el espacio habitable es su correspondiente primero. Toda arquitectura en teoría o idealmente puede ser habitada.
    ¿El ejercicio de habitar produce arquitectura o los espacios arquitectónicos producen formas de habitabilidad? Y si se piensa a la habitabilidad como una relación de intercambio con un lugar, entonces se puede pensar en tratar de mejorar e innovar aquellos modelos de vida que en México utilizan como estereotipo.
    La pregunta, entonces, es la misma: ¿será la arquitectura una respuesta a los modelos de vida o viceversa?
    Como arquitectos para mejorar la calidad de las viviendas de interés tenemos que pensar en grande e innovar al mismo tiempo que refrescarnos de nuevas ideas y no encerrarnos en la monotonía habitual que existe en México en cuanto a todo tipo de viviendas, como usuario de dichas viviendas tienes el derecho de gozar y tener una buena calidad de vida y ese debería ser uno de nuestros principales objetivos por cubrir.

  4. JESÚS RAMÍREZ MENESES mayo 25, 2015 at 5:52 pm - Reply

    Estoy totalmente de acuerdo con la postura de varios de estos arquitectos ya que el diseñar para personas desconocidas es un reto enorme para los mismos arquitectos , en mi opinión el tipo de construcciones como complejos habitacionales y casas de interés social se enfoca en sólo construir en un espacio muy reducido, sin tomar en cuenta las necesidades de cada una de las personas que habitarán esa casa. El arquitecto debe de hacer conciencia en lo que es necesario construir para satisfacer cada necesidad que tenga una persona. También creo que la idea de crear construcciones en serie o en complejos habitacionales es buena siempre y cuando sea en espacios confortables y satisfaciendo las necesidades de todos los habitantes .

  5. Viridiana Baños Garcia mayo 25, 2015 at 7:22 pm - Reply

    En mi opinión creo que el construir una casa de interés social es algo que se define como una necesidad y me parece muy injusto que este tipo de construcciones sea definida y construida específicamente para gente de bajos recursos.
    El hecho de construir una vivienda es poder satisfacer las necesidades del usuario y esto incluye una buena distribución y uso del espacio arquitectónico para que estancia dentro de la vivienda sea confortable y agradable.

  6. Juan Carlos Sanchez Cruz mayo 25, 2015 at 7:26 pm - Reply

    Nos expresan como batallan los arquitectos al construír las casas de interes social y cubrir las nesecidades del ser humano con la economia baja y la visión q tienen los arquitectos es q es un terror habitar en ellas aparte de la casa recurren a poner nas cosas que son estorbos y esto a hido aumentando en el pais ya q son requerimientos tos de la gente de bajos recursos y se adaptan a esa vida q no es cómoda

  7. Erick Ernesto Ohm Melo mayo 25, 2015 at 7:27 pm - Reply

    La vivienda de interés social en México está únicamente destinada para la gente que no tiene las mismas posibilidades económicas con las que otras personas pueden contar y es decepcionante que el hecho de construir una vivienda de interés social tenga que ser de una manera denigrante incómoda al estar viviendo dentro de la casa porque al intentar hacer en un espacio muy reducido muchas áreas esto impide que se pueda vivir adecuadamente.

  8. Fco. Javier Monter Carlos mayo 26, 2015 at 3:31 pm - Reply

    Es una lástima que en México las personas que nos dedicamos a la construcción ya sea Arquitectos, Ing. Civiles y demás cada vez nos olvidemos más de generar y desarrollar Arquitectura que contribuya a satisfacer las necesidades de nuestra sociedad, brindado el valor agregado necesario para mejorar la calidad de vida de nuestros clientes y no solo de ellos también de nuestra sociedad y al contrario de esto la denigramos al construir viviendas que incumplen con los requerimientos mínimos en espacio que establecen las normas de arquitectura.

  9. Raúl Castillo Gutiérrez agosto 7, 2016 at 10:19 pm - Reply

    El problema de las casas de interés social en México, radica principalmente en el hecho de que los grupos o dependencias encargadas de estos proyectos, no tienen en consideración las verdaderas necesidades de los usuarios; no hace falta ser Arquitecto para darse cuenta de las carencias espaciales que estas viviendas tienen, además de ser un completo insulto a la dignificación de la vivienda social en nuestro país; es cierto que no todas las familias mexicanas tienen la posibilidad de construir o adquirir una vivienda de dimensiones amplias, pero eso no implica que deban vivir en espacios incapaces de transmitir sensaciones de identidad y comodidad; las empresas constructoras y dependencias como INFONAVIT deben comenzar a dejar de ver por sus intereses económicos y centrarse en construir viviendas verdaderamente dignas para una familia mexicana.

  10. Jair Valdez Durán agosto 7, 2016 at 11:23 pm - Reply

    La vivienda de interés social en México se ha convertido en un problema que cada día involucra a más personas en este país, por diferentes medios como lo son: la falta de dinero por consecuencia de trabajos mal pagados y consciencia para poder contratar un servicio adecuado por parte de un profesional que ayude a satisfacer las necesidades de las personas por medio de una vivienda digna, así como también la falsa imagen que las empresas que se dedican a la producción de casas de interés social hacen acerca de ésta y que nos venden. Un mismo modelo de casa que se produce en serie no puede cumplir las diferentes necesidades de todos los usuarios que las habitan, la vivienda de interés social podrá funcionar para unos cuantos, pero no para la mayoría. Desgraciadamente son muy pocas las opciones que se le brindan a las personas de bajos recursos y por consecuencia la adquisición de este tipo de vivienda producida en serie. La vivienda de interés social está limitada a los espacios básicos para habitar con las medidas mínimas en las cuales desempeñar las actividades propuestas en cada espacio resulta incómodo y a veces hasta imposible. La producción en serie de este tipo de vivienda se ha aprovechado de la necesidad de la gente por tener un lugar donde vivir, ya que para una persona de bajos recursos es mejor vivir y adaptarse a ese estilo de vida, que como ya dijimos es limitado, a no tener una casa propia.

  11. Luis Eduardo Chavez Perez agosto 8, 2016 at 12:24 am - Reply

    En mi punto de vista estoy de acuerdo con las opiniones de los arquitectos, en la actualidad una vivienda social se ha convertido o tiene la etiqueta de una construcción reducida o de vivienda obrera donde se ha ido generando a los usuarios una mentalidad de solo usar la vivienda para descansar y comer, debido a la poca calidad de espacio que se les ofrece.Al paso del tiempo se han ido generando viviendas con escaso diseño en cuanto a su distribución de espacios, me parece que el interés por dar a los usuarios un espacio de calidad para vivir ha ido desapareciendo con los años, hoy en dia nos damos cuenta que las casas de interes social las construyen con espacios minimos, un nulo diseños de espacios y en sus fachadas y no olvidar la poca calidad en cuanto a materiales que les invierten. En mi opinion el arquitecto deberia enfocar mas su atencion e interes en la calidad de vida que les va ofrecer a esos usuarios a futuro, dignificando su calidad de vida, haciendo que el usuario pueda gozar de un espacio digno.

  12. Jonathan Gabriel Martínez Rosales agosto 8, 2016 at 2:22 pm - Reply

    En mi humilde opinión yo pienso que para hablar de vivienda y su habitabilidad nos tenemos que posicionar en una época especifica, pues es algo que ha ido cambiando y adaptándose a la forma de vida de la sociedad a lo largo de la historia.
    Si hablamos de ella en la actualidad, pienso que no hay con claridad un orden especifico, o un eje que guie el desarrollo urbano y las áreas destinadas a vivienda, por un lado las propuestas arquitectónicas crean fachadismos, cada uno tan extravagante como quieran que sea, son incoherentes con el contexto y con el lugar de origen, por otro los fraccionamientos que se alejan de una integración y mas que buscar formar parte de la ciudad se alejan de ella, al parecer en la actualidad la ciudad es vista como un problema del cual nos tenemos que alejar y lo es.
    El último punto es la autoconstrucción, la arquitectura sin arquitectos, que deja condiciones precarias de calidad de vida, que densifica y aturde el progreso y la correcta urbanización, pero de alguna manera, todo lo anterior es un orden en el desorden arquitectónico y si pensamos en las ideas del nuevo siglo de la pluralidad la libre expresión la tolerancia y aceptar lo diferente sin distinción, pienso que debemos reconocer estas expresiones como la pluralidad de las ciudades, y que a fin de cuentas todo forma parte de un todo, si nos alejamos de las ideas perfeccionistas de los arquitectos, lo único malo de todo lo anterior es solo la falta de una correcta urbanización, fuera de ello cada quien es libre de vivir como quiera y en la vivienda que quiera, sea autoconstruida o planeada.
    Si miramos a la vivienda desde el ojo del cliente, las condiciones son una grosería, si son autoconstrucciones, las dimensiones son las mínimas y son viviendas forzadas, siempre limitadas por el dinero, si son de fraccionamiento, limitadas por el hecho de que los proyectistas miran esto como un negocio, con fin de lucro, ganar más haciendo menos.
    En conclusión, pienso que el término vivienda no está bien dicho, debe ser hogar y cada hogar debe ser especial para cada usuario, estrictamente orientado, adecuado y regulado por una buena traza urbana y el proyecto siempre asesorado por un buen arquitecto, respetando el entorno, la imagen urbana y hoy en día el medio ambiente y las áreas verdes.

  13. Anselmo Ojeda Alonso agosto 8, 2016 at 4:21 pm - Reply

    Para mí la habitabilidad es una de los conceptos más importantes para la vivienda popular en la actualidad, es decir que Si la habitabilidad se entiende como una meta de bienestar que se determina en la medida en que exista relación y adecuación entre el hombre y su entorno y se establece como un estado que se obtiene a partir de satisfactores consecuentes con las necesidades y aspiraciones de los residentes, es importante reconocer la cultura como parte fundamental en la habitabilidad, pues a través de ella se configuran las diferentes formas de vida en las que las personas representan sus hábitos, costumbres, comportamientos, entre otros, que a su vez son reflejados por los residentes en los lugares que habitan.
    La vivienda del siglo XXI tiene que ser más sensible con todo su entorno, (económico, por supuesto el cultural, social e inclusive lidiar con el político), una de las herramientas como tal es la comprensión, es decir la coherencia del entorno con lo abiótico, la vivienda se tiene que hacer pero respetando a su futuro usuario de igual modo no solo estar al límite de los estándares de la vivienda social, si no dar comodidad sensaciones de bienestar a las personas, otro problema que existe es la falta de espacio en las ciudades y el problema que conlleva para el traslado, una forma de lidiar con este problema es crecer hacia arriba e inclusive yo diría hacer comunidades es decir dar todos los servicios posibles a estos inmuebles.

  14. Elizabeth Silva Cedillo agosto 8, 2016 at 6:18 pm - Reply

    La vivienda Social en México dejo de pensar en las necesidades de los principales actores de esa gran obra llamada habitabilidad, para dar paso a las prioridades de los desarrolladores de estos proyectos tales como ganar más dinero invirtiendo menos o abarcar más espacio sin importar como lo utilices.
    Si se tomara en cuenta el hecho de que los principales beneficiaros tienen que ser los habitantes de dichos espacios, los arquitectos desarrolladores gozarían de un mayor prestigio y las viviendas no tendrían el índice de abandono con el que hoy cuentan.
    Cuando se empezó el desarrollo de vivienda social en México, la prioridad era dar solución a las necesidades de habitabilidad de las familias de trabajadores de las cercanías de la CDMX, necesidades muy propias de una cultura, espacios reducidos pero capases de albergar todo y a todos los miembros de la familia.
    En la actualidad se fabrica un modelo de vivienda en serie dejando de lado la individualidad y personalidad de la que cada familia mexicana, además de ser un modelo no adaptado a México, es un modelo europeo que quisieron adecuar más por fuerza que de gana, dando como resultado la incomodidad e inconformidad de la sociedad.

  15. Francisco Javier Martínez Nicolas agosto 8, 2016 at 7:56 pm - Reply

    A mi parecer ,la vivienda de interés social que actualmente ha aumentando en México es un enorme problema para las personas que adquieren este tipo de casas, ya que son lugares donde la calidad de vida no existe, con espacios carentes de funcionalidad y donde la cultura de las personas es totalmente ignorada.
    El aumento inconsciente de estas viviendas en muchos lugares ha echo que las futuras generaciones de arquitectos se llenen de ideas erróneas en cuanto al diseño de espacios y ensuciando las fachadas con elementos innecesarios que solo encarecen el proyecto.
    Pienso que la mejor manera de hacer arquitectura es bajo un fundamento teórico y el uso de la proporción, sin dejar de lado las necesidades de las personas ya que los arquitectos son los encargados de aumentar su calidad de vida con una vivienda digna.

  16. Israel Laiza Perez agosto 8, 2016 at 9:57 pm - Reply

    Hoy en día la demanda de habitar es el factor principal por lo que la vivienda de interés social es un verdadero problema, estoy de acuerdo con los comentarios de los arquitectos ya que estos nuevos conjuntos habitacionales no están pensados en las personas, desde mi opinión no es un desarrollo digno para vivir, pero, si para habitar ya que son dos cuestiones muy diferentes, la demanda de la sociedad por tener un lugar donde vivir ha hecho que surjan y surjan fraccionamientos sin darse cuenta que este tipo de vivienda no es confortable para vivir, algo muy cierto que se comento fue; “En las construcciones el día de inauguración es exitoso, pero después vienen los deterioros constantes”, y es muy cierto ya que debido a la economía de la sociedad y al negocio que se está desarrollando con estas viviendas en serie, los procesos constructivos que se emplean son de los más baratos y superficiales, en pocas palabras en una vivienda de interés social se puede habitar, pero no vivir.

  17. María Teresa Hernández de la Rosa agosto 8, 2016 at 10:48 pm - Reply

    Actualmente en México la vivienda de interés social se ha convertido en un negocio que no satisface las necesidades primordiales del sector al que fue dirigido. Se habla de una arquitectura de metros cuadrados ¨sin alma¨ alejada completamente del concepto de ¨hacer ciudad¨.
    En mi opinión personal la vivienda social a dejado de ser arquitectura, se ha vuelto comercial y eso ha generado una producción masiva pero sin calidad.
    La gente ya no sabe como definir una vivienda de interés social.
    Para algunos arquitectos el concepto ¨vivienda¨ ya no existe y se ha dejado de lado la planificación de las ciudades.
    Finalmente me agrado la solución propuesta al final del vídeo donde nos habla de una optimización de recursos dirigida principalmente ala gente de bajos recursos.
    Y coincido que no depende solo de las formas arquitectónicas es un problema de la calidad de vida, recuperar la condición de comunidad.

  18. BEATRIZ LEÓN GARCÍA agosto 9, 2016 at 9:54 pm - Reply

    Actualmente existe un punto importante dentro de la arquitectura, el momento en el que dejaron de importar las verdaderas necesidades y requerimientos de las personas de la vivienda social, para convertirse en una producción en masa de casas, donde las personas que realmente ocupan estas viviendas no gozan en ocasiones ni de las medidas mininas de una vivienda. Como arquitectos es nuestra responsabilidad que la vivienda social cumpla las necesidades básicas de una vivienda digna y en un ambiente agradable, sin importar los m2 con los que se cuente. La vivienda social en masa, es la manera en que le decimos al mundo que no importa la Arquitectura ni el buen diseño, y mucho menos las personas, que lo importante es el dinero que se obtiene por esta producción desmedida.
    Nuestro deber es actuar de manera responsable, saber que tanto tiene valor una residencia como una vivienda de interés social, ambas son para personas que tienen necesidades y que ambos merecen vivir dignamente en un buen espacio.

  19. VIDAL ACOSTA ITZEL NATALY agosto 9, 2016 at 11:21 pm - Reply

    La vivienda social se ha convertido en sinónimo de deficiencia, la cual se ha producido en gran número los últimos años, y no es más que un reflejo de la ignorancia de quienes se encargan y de su desarrollo y producción, por lo que es evidente la manera en que se ha degradado el concepto original de los conjuntos habitacionales en los que se conectaba al hombre con su espacio, en los que a la par se generaba pertenencia resaltando la importancia de la interacción entre los habitantes.
    Por lo tanto la responsabilidad recae directamente en quien promueve su creación, es decir, es importante restablecer esa empatía proveniente del diseñador hacia los usuarios, realizar todo trabajo con el compromiso de crear dignidad y bienestar en la forma de vida de las personas. Pienso que para cambiar esta situación debemos alimentarnos de conocimiento para dar paso a la innovación en éste ámbito, sólo falta decisión para que nuestra mentalidad sea transformada con la obtención de experiencias y saberes que son resultado del compromiso que tengamos de ser mejores personas, ya que todo lo que hagamos será resultado de nuestro bagaje cultural y del criterio con el que miremos las problemáticas qu enfrentamos hoy en día en nuestro país.

  20. alfonso reyes franco agosto 9, 2016 at 11:55 pm - Reply

    Actualmente la vivienda de interés social ya perdió su verdadero significado, hoy en día solamente es producto de una receta de espacios, destinada para usuarios que no tienen muchas posibilidades para lograr adquirir una vivienda digna de la clase trabajadora que se ve obligada a convivir en un espacio pequeño, casi sin intimidad, muchas veces mal construido, una construcción genérica, sin identidad y que cubre a muy grandes rasgos las necesidades del habitar sin preocuparse ni profundizar en los usuarios y las demandas personales de estos, la vivienda de clase obrera es una arquitectura generalizada, un copiar y pegar, que para colmo de males tiene una ubicación cada vez más lejana a las fuentes de empleo o educación de los usuarios, por lo que estas personas gastan gran parte de su día en tan solo llegar a su destino y me refiero a que actualmente perdió su verdadero significado ya que, en décadas anteriores, aun se le daba un trato digno al diseño y construcción de estos espacios, tratando de hacerlos los más cómodos posibles, procurando una buena ventilación, ubicación, distribución; Pero lamentablemente a las grandes constructoras encargadas de estos proyectos solo les importa las ganancias económicas por lo que las personas se ven obligadas a modificar sus hogares de acuerdo a lo que sus presupuestos les da, lo que da como resultado una mezcolanza de texturas, colores, formas y proporciones, el video nos logra asentar muy bien esta perspectiva y también nos pone a pensar en las soluciones que tenemos que buscar para combatir este desastre.

  21. Carmen Angelica Gonzalez Hernandez agosto 10, 2016 at 12:25 am - Reply

    Elías Canetti, dijo: “la diferencia radica en que hoy todo puede ser fotografiado. Ninguna miseria puede ocultarse, todas son públicas. Sin embargo, este hecho significa que nos acostumbramos mejor a ellas.” Y realmente esto es lo que pasado, hay un sinfín de publicidad que dice “no puedes exigir mejor vivienda si no ganas más” y la gente ha aceptado esta idea, pero para lograr un cambio en la vivienda social no se puede partir del diseño sino de la mentalidad de la gente.

  22. ARIADNE PATRICIA OLIVARES FLORES agosto 10, 2016 at 10:01 pm - Reply

    El habitar desde tiempos muy remotos y hasta nuestros días constituye una de las necesidades básicas de cada ser humano, sin embargo a través del tiempo, el concepto y la materialización de una vivienda digna se ha ido degradando al punto de solo proyectar pequeños e insuficientes espacios que no son capaces de cumplir con el estándar de funcionamiento que implica cada uno de ellos. Eso sin mencionar que debido a la demanda constante de las personas por poseer una vivienda, su producción en serie ha hecho que no solo se vea afectada en dimensiones sino también en cuanto al empleo de materiales de baja calidad. Son diversos factores los que se ven involucrados en las alteraciones y deficiencia que hoy en día podemos notar en la construcción, algunos de ellos solo por mencionar son: la economía del país, los aspectos culturales, los factores ambientales, territoriales, sociales, financieros y arquitectónicos que nos rodean. En los últimos años los factores mencionados anteriormente han arrastrado consigo un término bastante famoso y controversial, pero que muchas veces es considerada por las personas como una solución viable a por fin poder tener una casa propia, es decir, “la autoconstrucción”, este concepto ha afectado a nivel mundial a la arquitectura pues de acuerdo con algunos estudios realizados, las familias que recurren a ella con mayor frecuencia lo hacen con el deseo de poder expandir su vivienda a futuro, y es cierto debemos de enfocar nuestra visión hacia el planteamiento y desarrollo de un alto estándar de diseño de vivienda social, cumplir con las necesidades de los usuarios es una gran responsabilidad la cual debe de ser nuestra prioridad, pues de aquí parte el inició de una arquitectura capaz de transformar nuestro entorno, mejorando la imagen urbana, permitiendo que la población goce de una vivienda digna, una vivienda que satisfaga a los usuarios.

  23. Sergio Garcia Santos agosto 10, 2016 at 11:08 pm - Reply

    Las viviendas sociales, tienen la finalidad de ayudar con un déficit habitacional con el que muchos países cuentan. Mientras que todos tenemos derecho a una vivienda, la realidad económica hace que dicha necesidad no pueda ser satisfecha por muchos individuos. El Estado, se involucra para devolver ese derecho. Pero no por el hecho de cubrir esta necesidad se deben construir casas que en muchos de los casos son de un tamaño muy pequeño en donde los espacios no dan una buena calidad de vida a los usuarios y muchas veces no cumplen con sus necesidades por eso se debe hacer un estudio en donde se puedan hacer viviendas dignas y confortables para los usuarios al menor costo que sea posible.

Leave A Comment