“La arquitectura es un tema tan importante como para dejarlo [sólo] en las manos de los arquitectos”

Siendo estudiante, tomé la clase de Teoría de la arquitectura con uno de los maestros más significativos en mi pensamiento arquitectónico. Recuerdo perfectamente la primera frase, de la primera clase:

“A partir de ahora todo lo que voy a decirles es mentira”

Entendía que lo que quería era que verificáramos la información que nos proporcionaba y, en algún momento, cuestionáramos esas premisas. Un día nos habló de Kant y de su filosofía crítica, de lo bello y lo sublime (puedes leer más de esto aquí), de los juicios estéticos y de cómo era una lectura obligada para un estudiante de arquitectura. Para nosotros fue una revelación.

En los talleres donde imparto la materia “Composición arquitectónica” seguimos un proceso metodológico de diseño con algunas variantes dependiendo el objeto a diseñar y la tipología del edificio. En la primera parte, antes de siquiera trazar una línea, el alumno desarrolla un investigación que le permita plantear el problema al que se enfrenta. Uno de los puntos de la investigación propone descubrir si existen “determinantes formales planteadas de origen”. Es decir, si existe algún “estilo” prefijado por el cliente/lugar. Salvo en los casos en que el proyecto se encuentra dentro de lineamientos de protección al patrimonio histórico -y a veces ni por eso-, creo que esto debe cuestionarse, ya que la arquitectura no se encasilla por elementos plásticos. Su respuesta debe ser más propositiva,

El que la arquitectura responda a su tiempo no se trata solo de moda o elementos plásticos. Si la arquitectura se encuentra al servicio de la humanidad (no confundir arquitectura con construcción), entonces la respuesta se encontrará no sólo en los libros de fotos de proyectos, sino en entender que hay cosas aún más trascendentes que sólo ver un edificio “bonito”.

En estos días he leído el libro “Architecture does (not) matter” de at103 (Julio Amezcua & Francisco Pardo), y me he encontrado con buenas sorpresas al observar como el proyecto de arquitectura se configura no sólo en términos de precio/calidad, sino pensando en el usuario final, en el habitar y del impacto en su calidad de vida. En el siguiente video observarán a uno de los autores, al editor y a sus entrevistadores hablar sobre éste libro y su peculiar titulo.

arqnoimporta

Clic AQUÍ para ver el video