Existen varios estudios (este, por ejemplo) que demuestran que uno de los mayores temores que tenemos es hablar en público. Ya sea por el miedo al fracaso o porque no se sabe lo que vamos a decir, las exposiciones han sido uno de nuestros mayores retos como estudiantes/profesionales/académicos.

Si a lo anterior le sumamos la cada vez más deficiente forma de diseñar nuestras presentaciones, el resultado es desastroso.

Muchos estudiantes universitarios se encuentran en la situación de elaborar presentaciones para una clase o final de proyecto. Estas presentaciones se han convertido en un Ctrl+C, Ctrl+V de un trabajo (que curiosamente vino de un Ctrl+C, Ctrl+V de un sitio web). La presentación es vista como mero requisito para una materia y nosotros, sus profesores, no cuidamos esa parte fundamental.
expo2

Presentación tradicional

Hoy en día existen multiples herramientas para apoyar el discurso en las presentaciones. Además de Power Point (Windows e iOS) existe Keynote (iOS) y Prezi (Windows, iOS y web), por citar las más famosos.

expo1

Steve Jobs en sus famosas keynotes

La famosa regla 10/20/30 de Kawasaki (no en todos losa casos podría ajustarse, pero sirve como base):

10 Diapositivas

20 Minutos de presentación

30 puntos para el tamaño del texto

Hace algunas semanas me encontré con un joven arquitecto que realizaba una presentación de un proyecto. Parecía que se trataba de una clase más y que, terminando el evento, se iría diciendo “ya estuvo, ya cumplí”. El resultado: una pobre presentación que no se relacionaba en nada con el proyecto del que hablaba.

Tendríamos que reflexionar sobre la manera en que ellos presentan, acercarles los recursos materiales y -si, ni modo- elevar cada vez más la exigencia sobre lo que presentan. Quizá podríamos empezar con el ejemplo.

A continuación algunas recomendaciones de presentación:

Fuentes:

1. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado

2. Muerte por Power Point

3. Diseño de presentaciones