En 2012, cuando los temas de movilidad urbana se encontrar en su punto de mayor conflicto, Jordi Borja, el reconocido urbanista catalán, vino a México para dictar una conferencia en las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos. Tuve la fortuna de estar dentro del público que le escuchó decir sobre los datos de las ciudades:

“son una mentira y una vergüenza esos datos, porque si bien la urbanización en América y en Europa es de 90 por ciento de la población, una gran parte de ella está más o menos urbanizada, pero no vive en ciudades, vive en guettos, en elementos fragmentados, en periferias difusas, confusas y profusas”

En ese mismo recinto, Borja habló sobre las supervías, la falacia que escondían y lo peligroso que era cuando los gobiernos comunican -o publicitan- una supervía como una “opción para mejorar la movilidad”. Y es que no solo era el tema de la supervía poniente (CDMX) o la vía express (GDL), sino una serie de ejemplos de lo que NO debemos hacer. Mire un poco aquí.

En este año, 2019, dos días después de que se inauguró la primera etapa del distribuidor vial denominado “super vía” en Pachuca, Hidalgo, Francisco Derbéz egresado de la maestría en Desarrollo Urbano Sustentable de El Colegio del Estado de Hidalgo, recibe el premio nacional en Tesis de grado que otorga la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad con el tema “Evaluación del SITMAH a partir del concepto de valor público”. Este transporte masivo es Tuzobus.

Fuente: AMTM. https://twitter.com/AMTM_AC/status/1134624420708986881

Resulta paradójico que a nivel nacional se otorga un premio por la importancia que tiene la preocupación sobre el transporte masivo, pero a niveles locales, el desincentivo por el uso de éste tipo de transportes se nota -tristemente- con mayor frecuencia. Francisco sigue poniendo en tema el hecho de que movilidad no es igual vías y que, como lo han seguido muchos países, gobiernos e instituciones, mejorar la movilidad no se refiere para nada a invertir dinero en infraestructura para el automóvil. Y si, un distribuidor vial es eso, aportar dinero para el auto particular.

El año pasado, Everardo Chiapa recibió la distinción del primer lugar en ensayo por la misma asociación por su trabajo “Los procesos de validación para proyectos de infraestructura del transporte masivo: Entre propósitos de asociaciones público-privadas y análisis de factibilidad”.

Tuve la fortuna que el Dr. Sergio Ceballos (economista, con gran conocimiento en temas de sustentabilidad) me invitara a participar en un capitulo del libro “Estudios de los problemas y la realidad urbana actual en México”, participando con algunas reflexiones sobre los “Factores que condicionan la movilidad urbana en la Zona Metropolitana de Pachuca”. Puede descargar el libro aquí.

Jairo Lozano, arquitecto, urbanista, realizó a nivel académico un completo ejercicio con alumnos de arquitectura de la UAEH sobre la iniciativa CRUCE SEGURO en el que los aspectos de movilidad y peatonalización son característica fundamental.

El mismo Erwin Medina, egresado del COLEHGO de la maestría en Desarrollo urbano sustentable y un entusiasta activista en temas urbanos, ha promovido grandes temas alineados con la Agenda 2030.

¿Cuál es la coincidencia? Si revisa todas las participaciones, observará que en ninguna se menciona que los distribuidores viales mejoran la movilidad. Pero, no se me mal interprete, no minimizo la atención que se le da a la obra publica y a los servicios que estos pueden otorgar, muy al contrario, deseamos que los recursos sigan siendo aplicados pero en proyectos que beneficien de igual forma a los que menos tienen. Un coche, cualquiera que sea su valor, es un privilegio.

Y, bueno, hay cosas que igualmente se deben discutir.

En México, hoy se celebra el día del urbanista, y deseo con mucha fuerza que se siga comprendiendo que el urbanista no es únicamente el que estudia en una universidad para ello, sino el que hace ciudad todos los días sin importar su profesión o actividad. Jane Jacobs fue un claro ejemplo de ello.

Jairo Lozano, Erwin Medina, Everardo Chiapa, Francisco Derbéz, Yoan Beltrán

Nunca lo olvide, cuando camina, va en transporte, en auto particular, en bicicleta o simplemente haciendo uso del espacio público: la ciudad la hacemos todos.